¿ES POSIBLE ALCANZAR LA PERFECCIÓN EN EL TRADING?

Johannes Eckhart, más conocido como el Maestro Eckhart dijo una vez una frase muy sabia: «El más rápido corcel para llegar a la perfección es el sufrimiento».

Trabajar para ser mejores cada día e intentar dar siempre nuestra mejor versión es algo bueno en todas las áreas de nuestra vida, personal y profesional.

Pero muchas veces nos desgastamos buscando y anhelando la perfección en cualquier ámbito, sea en el trabajo, sea en uno mismo y por supuesto también en el trading. Entramos en un túnel de autoexigencia muy destructiva, básicamente porque nunca la alcanzaremos.

 

En nuestra operativa en los mercados financieros es muy habitual buscar esa perfección, sobre todo en los primeros años, cuando aún creemos que es posible alcanzarla.

¿Qué puedo hacer para mejorar? ¿Cuánto más debo aprender? ¿Qué tengo que cambiar en mi sistema de trading para que nunca falle?… Estas preguntas aparecen muy a menudo en nuestro pensamiento, fruto de esa búsqueda de no permitirnos ni saber perder y/o fallar.

En primer lugar y ya comentado en varias ocasiones: nunca tendremos un sistema de trading perfecto. Jamás. No existe. Nuestra misión es tener un sistema con una probabilidad de acierto adecuada para que con un correcto ratio Riesgo-Beneficio, den una combinación ganadora y rentable en los mercados.

Es por ello que es necesario dejar de obsesionarnos en buscar el por qué a aquellas operaciones con un resultado económico perdedor cuando hemos cumplido con nuestras reglas. No lo evitaremos nunca. Son probabilidades.

En segundo lugar, no nos castiguemos tanto con las operaciones con resultado negativo. Ser consistente y/o rentable no significa no cometer errores. Ningún trader llega a ningún estado de perfección en su operativa. ¿Acaso eso ocurre en otras profesiones?

Todos/as tenemos días mejores y peores, aquellos en que estás muy claro de mente y aquellos en los que estás más espeso. No tiene por qué ocurrir nada especial, ni encontrarte mal o haber dormido poco. Simplemente somos seres humanos y no siempre estamos al 100%.

Y en estos días, puede que la interpretación que hagas del mercado, de los activos que analices, sea cual sea tu tipo de operativa, más a corto o más a largo, no sea la correcta. Puede que pases por alto algún nivel relevante, alguna señal en el precio, cosas que tal vez otro día lo podrías haber visto.

No pasa nada. Aunque ello conlleve alguna operación con pérdidas, no tiene importancia. Forma parte de nuestro oficio.

Estos errores son parte de la condición de ser humano y pelear por evitarlos, por llegar a ser perfectos, como decía el Maestro Eckhart solo nos llevará al sufrimiento, pues es un camino sin salida. La frustración aparecerá y con ella sus consecuencias.

Estos errores hay que tomarlos como parte del aprendizaje, de la experiencia y de nuestro día a día como traders. Sin más. Y si queremos ser nuestra mejor versión aprenderemos de ellos y avanzaremos, pero seamos conscientes que vendrán más.

Sin embargo, hay otros errores que sí que no nos podemos permitir, que sí son evitables y dependen exclusivamente de nosotros: los errores cometidos por falta de disciplina.

Errores como mover stops (a perder más o quitarlos), sobreoperar movidos por el deseo de recuperar lo perdido y en general, saltarnos las reglas de nuestro sistema de trading, aquellas que son más objetivas y que cuando lo hacemos, somos conscientes de que lo estamos haciendo.

Estos errores no debemos cometerlos porque no nos hacen mejorar, no aprendemos con ellos. Tienen otra causa y peores consecuencias.

Por tanto, si queremos avanzar con paso firme en nuestra evolución como traders marquemos como objetivo, como reto, no cometer esos errores, sobre todo los dos mencionados anteriormente.

Si consigues este objetivo día tras día, te permitirás disponer de tiempo para seguir aprendiendo y mejorando. Al menos, en nuestros inicios, mantener estos dos objetivos como algo sagrado.

Pero recuerda también que los errores, llamémosles de interpretación, se cometerán y aprenderemos de ellos. Cualquier intento de evitarlos solo nos conducirá como se comentaba al inicio del artículo, al sufrimiento. Y eso pasará tanto en nuestros primeros años como cuando llevemos 30 en los mercados.

La búsqueda incesante de la perfección en lo que somos y hacemos es la mejor forma de destruir la motivación que inicia esa búsqueda.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, doy mi consentimiento a que estos datos sean incluidos en el tratamiento de dato Usuarios y/o suscriptores web del que es titular Judith Julià Garcia, que puedan ser utilizados con las finalidades de Aportar conomientos a través de un blog y no podrán ser cedidos.

Declare así mismo estar informado sobre los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición que podré ejercitar.

 

Translate »