¿CUÁL ES TU NIVEL DE COMPROMISO EN EL TRADING?

Michael Phelps dijo una vez: «Si quieres ser el mejor, tienes que hacer cosas que los demás no están dispuestos a hacer».

 

Él comentaba que, como ser humano, muchos días se sentía cansado y sin ganas de nadar. Pero no dejaba que esos pensamientos se interpusieran en sus objetivos de ser el mejor y seguía trabajando.

En una de las conversaciones con su entrenador comentaron que, si querían resultados diferentes, tenían que hacer cosas diferentes. Así que mientras sus competidores descansaban un día a la semana, él no lo hacía ya que consideraba que en natación para recuperar un día perdido, necesitabas dos. Así, mientras los otros intentaban ponerse al día por los descansos, él seguía progresando.

Traslademos esto al trading.

Es fácil quejarse y lamentarse de que el trading es muy difícil, que los mercados están muy manipulados, que es imposible ganar dinero…pero tal vez sea necesario hacer un examen de conciencia y de sinceridad con uno mismo y hacernos una pregunta: ¿Has hecho todo lo que has podido para conseguir rentabilidades positivas consistentes? ¿Has agotado todas las posibilidades, los recursos y herramientas que puedes utilizar para mejorar como trader? Probablemente no.

Puedes sentarte delante de las pantallas cada día, mirar el gráfico, marcar algún nivel, operar como cada uno pueda, habiendo dedicado poco tiempo a la formación incluso y que salga lo que salga, dejando normalmente además que las emociones operen por ti. Das carpetazo al día y mañana más.

O puedes aprender este oficio como se merece, habiendo trabajado un sistema de trading y ponerlo en práctica cada día con la máxima concentración para seguir sus reglas. Empezar cada jornada dedicando 5 minutos previos a la reflexión para validar que estás «neutro» emocionalmente hablando. Luego coger tu check list para asegurar un buen control de cada premisa de tus reglas. Poner a grabar tu sesión operativa, explicando en voz alta lo que estás analizando, los niveles que detectas, tus escenarios operativos comentando cómo podrías operar en base a tus estrategias… grabarte mientras haces las entradas y las gestionas…y explicar tus sensaciones al terminar.

Después al día siguiente o el fin de semana, coger cada una de esas operaciones y volverlas a analizar mediante una plantilla post-operativa, poniendo foco en cada fase de cada trade (contexto y estructura, set-up y stop loss (tomando conciencia del potencial Ratio Riesgo-Beneficio), gestión de la posición y salida). Poner nota a cada fase, detectando puntos fuertes y débiles tanto técnicos como emocionales.

Repasa la grabación de la sesión, para unir ese trabajo escrito con lo ocurrido en ese momento, en cada una de esas fases para detectar ciertas cosas que ocurrieron y que tal vez no eras consciente en esos instantes mientras operabas. ¿Cómo reaccionaste cuando hiciste la entrada? Al volver a ver ese momento: ¿Cómo te ves? ¿Qué ocurrió cuando ya estabas dentro del mercado? ¿Forzaste la salida por miedo a perder? ¿Moviste el stop porque no aceptabas esa pérdida? Analízate y recuerda qué estabas pensando en ese momento. Con este trabajo, descubrirás a tu peor enemigo en el trading, ¿es el miedo? ¿Es la avaricia? ¿Es el ego?

Al finalizar cada bloque de operaciones, vuelve a coger esas plantillas con todas las anotaciones de esas grabaciones y encuentra cosas comunes, errores que se repiten, sesgos emocionales que aparecen siempre en algún punto de la operativa…

Una vez localizados estos problemas, piensa en sus posibles soluciones. Establece un plan de acción, unas herramientas que te ayuden a mejorar y decide aplicarlas en el siguiente bloque de operaciones (ahora anota en esa plantilla este plan de acción para monotorizarlo)… Y así sucesivamente.

Ahora vuelve a hacerte la misma pregunta: ¿Has hecho todo lo que has podido para conseguir rentabilidades positivas consistentes? ¿Lo quieres conseguir? Pues manos a la obra.

Amigos, esto no va de una o dos horas al día. Detrás de todos los éxitos hay un enorme trabajo. Debes preguntarte si estás dispuesto/a a comprometerte y a hacer los sacrificios que haya que hacer.

Como decía al inicio del artículo: «Si quieres ser el mejor, tienes que hacer cosas que los demás no están dispuestos a hacer».

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, doy mi consentimiento a que estos datos sean incluidos en el tratamiento de dato Usuarios y/o suscriptores web del que es titular Judith Julià Garcia, que puedan ser utilizados con las finalidades de Aportar conomientos a través de un blog y no podrán ser cedidos.

Declare así mismo estar informado sobre los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición que podré ejercitar.

 

Translate »