¿PODEMOS EVITAR LA SOBREOPERACIÓN?

La sobreoperación en el trading es algo que, en algún momento u otro como traders, la hemos sufrido, salvo excepciones, como en todo en esta vida.

Sin ánimo de descubrir nada, puesto que mucho ya se ha hablado de ella, conviene reflexionar del por qué nos sucede y de las posibles soluciones que podemos implantar para frenar esa impulsividad cuando operamos, dado que es algo muy recurrente en este oficio.

¿Cuáles podrían ser sus causas? ¿Qué activa la sobreoperación?

 

 

De entre sus posibles causas, voy a exponer algunas que considero más relevantes.

El deseo de venganza. Esta puede ser de las principales. Cuando perdemos una operación, como seres humanos que somos y a los que no nos gusta perder, se nos pueden activar las ganas de revancha, de querer recuperar lo perdido y podemos entrar en una espiral de entrar operación tras operación, buscando la recuperación del capital perdido, que normalmente termina, asumiendo una pérdida importante. Esas ganas de revancha pueden activarse por un enfado con uno mismo, si en una sesión operativa, hemos perdido lo ganado en una operación anterior, puede ser porque nos salte el stop y justo después, el precio retome la dirección que teníamos planteada en esa operación y la rabia nos haga volver a entrar, … creo que todos hemos vivido alguna situación parecida.

¿Cómo podríamos resolver esto? ¿Cómo desactivar ese desencadenante de tal tragedia?

Bien, en un principio, deberíamos plantearnos qué está causando esas ganas de recuperar el dinero que hemos perdido. ¿Solo es ego, o hay algo más? ¿Qué pérdida estamos asumiendo en cada operación? Tal vez esté bien ajustada a nuestro capital, pero, ¿está ajustada a nuestro nivel de confort psicológico? Ya hemos hablado muchas veces de esto, hay que revisar que las pérdidas por operación, diarias, … estén no solo acordes al capital del que disponemos, sino también que las podamos soportar cómodamente nosotros, que no nos produzca dolor. Porque si hay dolor, ya tenemos el “clic” que activará la emoción de querer recuperar lo perdido.

Si eso está bajo control y realmente el problema principal está en nuestra propia personalidad, el trabajo a realizar se vuelve algo más complejo, ya que no todo el mundo asume perder en muchas de las facetas de su vida. Pero, de todos modos, pienso (opinión personal), que siempre hay algo objetivo que desencadena la sobreoperación, algo más tangible.

Una segunda causa puede ser debida a una excesiva exposición a los mercados, que, aplicado a una operativa intradía sobretodo, puede provocarnos sobreoperar. Podemos entrar en una fase como de aburrimiento, que nos haga entrar operaciones improvisadas, sin cumplir las premisas de nuestro Trading Plan.

La solución aquí es sencilla y drástica. Fijarnos un horario para operar y cumplirlo, que no exceda de lo razonable. En intradía, no es recomendable superar las 2-3 horas, ya por el mismo cansancio que uno acumula.

Una tercera causa y aunque parezca algo más extraña, es nuestro estado físico y mental ese día. A mí es algo que me afecta al trading, si no he dormido bien, si estoy más cansada de lo habitual… tiendo a ser más descuidada con las entradas, he perdido concentración, mi nivel de “alerta” baja y mi trading no está al 100%. Es por ello, que los viernes, con el cansancio acumulado de la semana, suele ser mi peor día de trading y en estos días estoy más alerta.

Si detectamos algo parecido algún día en concreto, lo mejor es tomar conciencia de que eso nos puede afectar a la operativa de ese día y debemos extremar precauciones e incluso, plantearnos no operar.

Una solución genérica y sencilla a la sobreoperación, sería hacernos un pequeño check list con las condiciones que ha de tener nuestra entrada al mercado, que nos obligue a revisar esos parámetros y a frenar ese impulso. A veces el Trading Plan puede ser extenso y vale la pena, hacernos un resumen con aquellos puntos indispensables que ha de cumplir toda entrada y hacernos nosotros mismos ese pequeño control.

Otra solución es, ante una pérdida, solución más aplicable a una operativa intradiaria, tomar medidas de actuación, como dejar de operar ese día, dejar de operar durante algunos minutos e incluso una hora, obligarnos a salir a la calle y dar un pequeño paseo, aunque sea de 15 minutos… algo que quede por escrito y reflejado en el Trading Plan como regla (no que solo esté en nuestra mente) y que, de alguna forma, frente ese primer impulso de volver a entrar a mercado, cuando la emoción supera nuestro yo racional.

En definitiva, no hay una sola causa que active la sobreoperación ni una posible solución. Aquí, como en todo, cada caso será un mundo particular y requerirá de una solución a medida. Y pensemos, que, con cada cambio iniciado, modificamos una conducta que, con los días, puede convertirse en hábito.

Cada uno de nosotros, debe conocerse y saber qué le afecta más y a qué está más expuesto, por el motivo que sea. Y luego, tomar medidas.

Siempre pienso, que para gestionar las emociones en el trading, lo mejor es evitar que se activen, no intentar frenarlas una vez ya han aparecido, ya que entonces es más difícil, pero, si eso sucede, también está en nuestras manos, poder controlarlo.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, doy mi consentimiento a que estos datos sean incluidos en el tratamiento de dato Usuarios y/o suscriptores web del que es titular Judith Julià Garcia, que puedan ser utilizados con las finalidades de Aportar conomientos a través de un blog y no podrán ser cedidos.

Declare así mismo estar informado sobre los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición que podré ejercitar.

 

Translate »