¿PODEMOS APRENDER TRADING EN 3 MESES?

El tiempo, ese intangible tan valioso que siempre apreciamos y ansiamos, pero que, en muchas ocasiones, cuando más necesario es, nos olvidamos de él.

No me cansaré de repetir que el trading, no es un hobby, no es un pasatiempo, no se aprende en un curso de 3 meses y luego con un sistema que alguien nos pasa, ya vivimos del cuento…

Amig@s, no. Que nadie os engañe.

image

 

 

¿Acaso si uno quiere ser, por ejemplo, abogado, se plantea defender un cliente a los dos años de empezar la carrera? ¿Por qué queremos, cuando llevamos unos pocos meses en esto, empezar ya a operar, si ni apenas tenemos un sistema?

Nunca se me ocurrió en mi segundo año de carrera, pedir que me resumieran los dos que me quedaban en un par de meses… ¿Por qué entendemos que, para ser médico, abogado, arquitecto, … hemos de pasar sí o sí por x años en la universidad y en cambio, en el trading, pensamos que, con algunas semanas, todo está hecho?

¿Acaso no es una profesión como cualquier otra?

Pensamos que es la profesión con la que podremos vivir mejor que nadie y en cambio, estamos dispuestos a hacer un mínimo de sacrificio, ¿realmente pensáis que esto funciona así?

Voy a recordar con cuatro pinceladas de qué va esto del trading…

 

Formación:

Hay que formarse, debemos aprender análisis técnico, no podemos escapar de ello.

Hemos de conocer los distintos conceptos teóricos para luego aplicarlos en la práctica, viendo, observando y analizando gráficos. Hemos de conocer quién mueve todo esto, por qué y cómo nos hemos de mover nosotros al compás de ellos y en su dirección…

Hemos de aprender a leer el mercado y a ser capaces de explicar una historia a través de los movimientos de un gráfico. Porque detrás de cada vela japonesa, hay una historia, una historia formada por miles de personas con emociones humanas que serán las que provoquen que una vela cierre en máximos, en mínimos, o con profundas sombras en sus extremos…

¿Cuánto puede tardar esta etapa? Difícil respuesta, pues depende de cada uno, de su disponibilidad horaria, de su dedicación, … Pero en 1 mes, no. Y si queréis un consejo, no menos de 3 meses.

 

Creación del sistema de trading, del Trading Plan y darle la validez técnica

Una vez tenemos fuertes raíces, sólidos conocimientos y ya somos capaces de explicar esa historia de la que hablaba anteriormente, podemos empezar a construir nuestro sistema de trading y nuestro Trading Plan. Y no nos olvidemos de aspectos tales como la gestión del riesgo, la gestión de la posición… Cuanto más detallado sea el sistema, cuánto más concretas sean las premisas que nos darán luz verde a entrar al mercado, mejor.

Como siempre digo, somos creadores, sí, para construir nuestro sistema. Pero somos ejecutores cuando se abre el telón de la apertura de mercado. Una vez ahí, ya no creamos, no inventamos, no dudamos, solo ejecutamos.

Y ese sistema ha de ser validado técnicamente. Hay que probarlo en simulado. Cierto es que yo no estoy muy a favor de pasar mucho tiempo en este punto, solo el necesario para sentirnos cómodos con la plataforma, probar el sistema, aunque sea con uno o dos bloques de 20 operaciones, lo suficiente para confirmar que tiene una probabilidad a nuestro favor con determinada muestra.

¿Duración? Pues no menos de otros 3 meses, como mínimo. No es fácil crear tu sistema, puede parecerlo, pero no lo es.

 

Y llega la etapa de la verdad… sistema y nosotros de cabeza a la operativa en real

Con nuestro sistema bajo el brazo, ilusionados y a la vez, asustados, empezamos en el aula de los mayores, toca enfrentarse a la realidad.

Empezaremos perdiendo, no lo dudéis y mejor eso que empezar ganando, también os lo digo.

Pero tarde o temprano se pierde. Con suerte, si hemos hecho las cosas bien, de forma gradual y a ser posible, con un buen guía, no habrá grandes lamentaciones, pero normalmente, las hay. Es como un peaje por el que hemos de pasar la gran mayoría que nos dedicamos a esto.

Esta etapa de ir de pérdida en pérdida puede ser larga.

Aquí llega cuando te muestras ante un espejo y te vas encontrando contigo mismo día tras día, y no con tu mejor versión, precisamente.

Una lucha interna te tocará sufrir, tendrás que buscar herramientas, técnicas, algo que te haga dar la vuelta a esa espiral emocional en la que te has metido y que no tienes ni idea de cómo salir.

Cuando ya empezamos a no perder, no creáis que llega la gloria, no.

Empieza otra guerra, que puede ser aún más larga, el desierto. No perdemos, pero tampoco ganamos. Vagaremos por él durante un largo tiempo, pasaremos días y días, semanas, sin ver el final, cansados, frustrados, creyendo que avanzamos en círculos, casi desesperados… pero poco a poco, iremos viendo un pequeño oasis a lo lejos…

¿Duración de esta etapa? ¡¡¡¡¡La verdad, a mí se me hizo eterna!!!!!

Pueden ser unos cuantos meses (e incluso algún año que otro), no os voy a engañar.

 

Y… empezamos a tener pequeños beneficios…

Las aguas empiezan a calmarse, tú ya no eres el mismo de cuando empezaste, ya no hay ansiedad antes de operar, ya no sientes dolor en las cervicales antes de entrar una operación, hay calma y poco a poco vas operando de la forma con la que conseguimos la consistencia, aquella magia se empieza a producir, aquella pregunta que te hacías día tras día, ¿qué necesito para ser consistente? ¿qué debo hacer? ya tiene respuesta: opera según tu Trading Plan.

Y ya no sabes si reír o llorar. Tan sencillo y tan difícil de hacer, pero esa es la respuesta mágica, no hay más, no hay trucos, no hay sistemas milagrosos, no hay hipnosis ni terapias que nos hagan transformarnos antes de operar para poder ser otro y conseguir no meter la pata…

Y cuando eso va llegando y lo vas descubriendo, ya no tienes ningunas ganas de mirar atrás. Recuerdas y aún te duele el camino recorrido, todavía tienes rasguños que no están cicatrizados. ¿Te apetecerá volver al desierto del que creías que no saldrías nunca? NOOOOO

Ahora ya, con las orejas gachas, con humildad y sabiendo de qué va esta película, acatas todas y cada una de las premisas de tu sistema, de forma tranquila, sin emociones.

¿Y ya está? ¿Cada día operando según unas reglas, sin poder inventar ni improvisar? ¿Qué hay de la adrenalina, de la vorágine de emociones cuando entramos al mercado?

Desaparece, o eso debería ser. Siento decepcionar a muchos, pero el trading, bien ejecutado, no genera adrenalina, diría que es algo aburrido, sobretodo la parte de la entrada a mercado, puesto que, para mí, la diversión está en el antes, en el análisis, no en el momento de la entrada.

Y así llegamos al final de este camino, pero ojo, que nadie se confíe, que nunca termina, pues con solo un día que olvides de qué va esta película, puedes volver al inicio, como en el parchís.

¿Queda alguien leyendo el artículo?

¿Sí? Bien, eso es que a ti te gusta de verdad el trading y seguramente, no tirarás la toalla ante las dificultades de todas sus etapas.

Pues amig@, tú que has llegado al final de este artículo, te diré un secreto: será el mejor proyecto que se te presentará en la vida, aquel que no solo la transformará, sino que te hará mejor persona.

Y recuerda, disfruta del camino.

 

 

 

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, doy mi consentimiento a que estos datos sean incluidos en el tratamiento de dato Usuarios y/o suscriptores web del que es titular Judith Julià Garcia, que puedan ser utilizados con las finalidades de Aportar conomientos a través de un blog y no podrán ser cedidos.

Declare así mismo estar informado sobre los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición que podré ejercitar.

 

Translate »