NO ACEPTES QUE LAS EMOCIONES PUEDAN CONTIGO EN EL TRADING

El otro día escuchaba esta frase en una película: “Los verdaderos enemigos no vienen de fuera, sino de dentro”.

Cuánta verdad hay dentro de ella, aplicable a tantas cosas que daría para escribir un libro.

Sin desviarnos del tema que nos ocupa, nuestro mundo del trading, reflexionemos un poco…

Cuando empezamos a descubrir los mercados financieros, empezamos a investigar y buscamos cómo podemos ganar dinero haciendo operaciones. Por tanto, lo normal es comenzar la búsqueda de cómo encontrar la forma de obtener esas ganancias.

Hemos hallado una actividad que nos gusta (de hecho, debería apasionarnos para sobrevivir en ella), dicen que se puede ganar dinero, pero no sabemos cómo.

En una primera fase, intentaremos obtener formación e información por internet, libros e iremos avanzando hasta, en la mayoría de casos, hacer cursos de formación de aquí y de allí…

Empieza la búsqueda del sistema de trading, de aquella estrategia que, aplicándola, obtengamos una rentabilidad.

¿Hay estrategias mejores y peores? Por supuesto, como en todo en la vida.

¿Hay un sistema muy bueno que puede ser que a nosotros no nos funcione? Y tanto!!

¿Podemos trabajar con una sencilla estrategia y obtener beneficios? Sí y lo aconsejo, no nos compliquemos la vida.

Aún teniendo un buen sistema, ¿alguna operación saldrá con pérdidas? Evidentemente, el trading se basa en probabilidades.

Entonces, ¿por qué si yo he leído y he aprendido de un sitio o de otro, varios sistemas y estrategias, sigo sin ser consistente? ¿Qué falla?

Está claro que soy incapaz de enumerar todas las causas, pues hay muchas que pueden venir de otros frentes, que aquí no podemos abarcar. Pero, dejadme que simplifique la respuesta en dos posibles causas principales:

1.- Falta de formación: en la mayoría de casos, falta formación. Y no de sistemas ni estrategias, ni indicadores… de lectura del precio, de lo más simple, de lo más básico, pero de lo más esencial. Sin esa base, no hay consistencia. Un árbol debe tener unas buenas y sólidas raíces para que crezca sano, fuerte y perdure. Nuestra formación en la acción del precio se convertirá en nuestras raíces en el trading.

2.- La segunda causa es una línea que separa ese primer bloque formado por “conocimientos + sistema” y un segundo bloque que es la consistencia, nuestro objetivo. ¿Cómo se llama esa línea, cuál es esa frontera?: DISCIPLINA

¿Cuál es el sistema que lleva incorporado la disciplina? ¿En qué academia, qué libro me la puede dar?

Ya conocemos la respuesta.

Si ya tienes construida la causa 1, tienes y/o has trabajado un sistema de trading y los beneficios no llegan, no mires hacia los lados, no busques culpables en el exterior.

Coge un espejo y mira ese reflejo. Allí hallarás al culpable que no te deja cruzar esa frontera, no hay más, no pongamos excusas, no hay culpables, solo uno: tú mismo.

Está claro que muchas veces el mercado no lo pone nada fácil para ganar dinero, pero el mercado no te va a arruinar, ni te va a hacer perder una cuenta.

Como peor escenario, debería hacerte perder algo y transmitirte el mensaje: “quédate quieto en los tiempos que corren”.

Son nuestras emociones humanas las que impiden cruzar esa línea mágica.

Pero, como en todo en esta vida menos una cosa, hay soluciones.

La principal y más importante, por dónde hay que empezar: revisa tu mochila con la que intentas cruzar esa frontera, pues algo falta o sobra.

Pueden sobrar expectativas demasiado altas (al menos en un inicio), que no nos permitan aceptar que pequeños beneficios en nuestros principios en el trading, son grandes victorias.

Pueden faltar elementos de esa primera causa de la que hablábamos: formación.

Y muy importante y probablemente lo que más falte en esa mochila: un sistema.

La mayoría de los que se pelean buscando beneficios y no los encuentran, no tienen un sistema, una estrategia COMPLETA.

¿Por qué escribo en mayúsculas COMPLETA? Porque en la mayoría de ocasiones, faltan partes en ese sistema que creemos que está perfecto y listo para entrar en la operativa en real.

Hay elementos que no pueden faltar y que, en la mayoría de casos, son la causa de que dentro del mercado, o incluso antes de entrar una operación, dudemos. Y no podemos dudar. Si dudamos en algún punto sobre lo que hay que hacer, es que no tenemos reglas, nuestra actuación en el mercado no es sistemática e improvisaremos.

Y la improvisación de nuestra actuación ante subidas y bajadas de dinero en nuestra cuenta, es lo que va a provocar que se activen nuestras emociones humanas, porque serán éstas las que van a tomar las decisiones y normalmente, no irán a favor de nuestro mejor interés.

Un sistema no es solo saber dónde entrar, ni cómo, ni saber gestionar nuestras operaciones una vez estamos dentro del mercado, ni es saber salir de ellas, ni tener una buena gestión del riesgo… es la suma de todo. Todo debe estar establecido, escrito, detallado, sin espacios en blanco, sin dudas.

Si no tenemos una respuesta clara y cristalina a todas las preguntas que puedan surgir en las diferentes fases de nuestro trading, el sistema no está completo.

Si el sistema no está completo, improvisaremos y aparecerán nuestras emociones. Y nos moveremos en círculos, sin ir a ninguna parte. La frontera quedará ahí, siempre lejos de nosotros.

Así que, nuestro principal enemigo en el trading somos nosotros mismos, nuestras emociones, pero no nos quedemos ahí. No lo aceptemos como parte de la condición de que somos seres humanos.

Las emociones se pueden mitigar, se pueden ir desactivando con una solución: COMPLETA tu sistema de trading.

Comentario (2)

  • idiandiaz| 16 junio, 2020

    excelente articulo, gracias

  • Deja un comentario

    Información básica sobre protección de datos

    De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, doy mi consentimiento a que estos datos sean incluidos en el tratamiento de dato Usuarios y/o suscriptores web del que es titular Judith Julià Garcia, que puedan ser utilizados con las finalidades de Aportar conomientos a través de un blog y no podrán ser cedidos.

    Declare así mismo estar informado sobre los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición que podré ejercitar.

     

    Translate »