LA PACIENCIA EN EL TRADING ES UN ÉXITO EN SÍ MISMA

Se dice mucho aquello de que la paciencia es una virtud. Y por supuesto, lo es.

En el mundo de las inversiones, pienso que va más allá de ser una virtud, creo que llegar a tenerla, se convierte en un éxito por ella misma.

 

Los seres humanos no nos caracterizamos precisamente por tener muy innata esa cualidad, pues nos cuesta mucho ser pacientes.

Y esto ha empeorado de forma exponencial con el paso de los años. En un mundo donde casi todo se puede conseguir con un solo clic, nos es muy difícil esperar.

Parece que ese gran mago que es el tiempo, que hace que los objetivos (sobre todo los mejores y los más difíciles de conseguir) necesiten de él para que se transformen en realidades consistentes, sea un ingrediente que no forma parte de nuestra vida diaria.

Y así nos lo consienten. Hemos creado un mundo y cada vez lo vamos haciendo más grande, donde todo lo tenemos al alcance de la mano, donde nuestros deseos y el satisfacerlos no pueden tener obstáculos.

Siempre vamos un paso por delante del tiempo, cuando aún no hemos conseguido algo ya pensamos en el siguiente reto. Estamos haciendo una tarea y nuestra mente está pensando en lo que tenemos que hacer después.

Incapaces de acoplarnos al presente, cuando subimos el primer peldaño ya estamos mirando y soñando con el décimo, sin querer pasar por los escalones intermedios.

Todo ello nos ha llevado a ser muy poco tolerantes con el hecho de aceptar que entre el 1 y el 10, hay muchos procesos intermedios que debemos ir superando uno a uno fuertemente, para que lleguen a consolidarse y avancemos dejando a nuestros pies un suelo firme.

En el trading esto se evidencia de forma muy clara.

En primer lugar, porque la mayoría de los que entramos en este mundo, al principio no sabemos de qué va esta película. No lo consideramos una profesión en sí misma, que como tal requiere de todas sus fases de maduración para que dé algún fruto: formación, práctica, experiencia, pasos hacia adelante y hacia atrás, frustraciones y aprendizajes… TIEMPO.

En segundo lugar, la falta de paciencia se pone de manifiesto en la misma operativa. Aún teniendo un sistema y unas reglas para operar, nos pueden las prisas y no las cumplimos.

No damos tiempo al precio para que se desarrolle y se sitúe en el lugar idóneo para poder hacer nuestras entradas. Y aún siendo conscientes de que es lo que debemos hacer, no lo cumplimos y preferimos subirnos a un tren en marcha sin ni siquiera estar seguros de cuál es su dirección.

Una vez más, nuestra mente no está dentro del proceso, sino que solo ansía llegar al final, al objetivo, ganar dinero. Como en esa escalera donde nuestros ojos están puestos en el final de la subida sin ser conscientes de que en lo que debemos concentrarnos es en subir bien cada uno de sus peldaños y evitar tropiezos que nos devuelvan a la casilla de salida.

Conseguir ser paciente en el trading, es un objetivo por sí mismo que debería estar por delante de conseguir resultados. Dentro del proceso de formación, es una asignatura obligatoria de primer curso, pues si avanzamos sin ella, repetiremos curso año tras año con el desgaste y la frustración que ello conlleva.

Hemos de considerar la paciencia y la espera como una actividad en sí misma, pues dentro de ella es cuando los cambios ocurren y se produce la magia.

¿Cómo podemos conseguir que esté presente dentro de nuestra operativa?

Primero de todo, dándole el valor y la importancia que se merece. Ser conscientes de que sin ella, no podremos avanzar ni consolidar ninguno de los pasos que hagamos, porque tampoco nos permitiremos que haya un camino.

Si nos movemos sin ella, avanzaremos en el trading siempre esperando el resultado, infravalorando los procesos intermedios que debemos superar tan necesarios para que el objetivo final no sea algo inalcanzable.

Debemos tomar conciencia antes de iniciar nuestra operativa de que la paciencia es nuestra mejor aliada y que debe estar por delante de todas nuestras ansias y prisas por conseguir la satisfacción inmediata, algo que en el trading tiene difícil alcance y aún siendo así, sería efímera.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, doy mi consentimiento a que estos datos sean incluidos en el tratamiento de dato Usuarios y/o suscriptores web del que es titular Judith Julià Garcia, que puedan ser utilizados con las finalidades de Aportar conomientos a través de un blog y no podrán ser cedidos.

Declare así mismo estar informado sobre los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición que podré ejercitar.

 

Translate »