HABLEMOS DE LAS EMOCIONES EN EL TRADING

Vamos a hablar de algo muy, demasiado común, y verdaderamente dañino: el EGO.

Primero, intentemos definirlo. ¿Qué es el EGO? Si buscamos su significado, en latín se traduce por “yo”. Nada más claro. Es la personificación del yo, del individualismo, del egocentrismo en su estado puro. Aunque tampoco es 100% malo.

Un día veía un video en YouTube, donde un gran monje budista, Thích Nhât Hanh, hablaba sobre el comportamiento de sus manos haciendo una analogía al ego o mejor dicho al No-ego. Explicaba, entre otras cosas, que su mano derecha era la autora de grandes poemas que había escrito, su mano izquierda no. Pero su mano derecha jamás le había echado en cara esta capacidad y no se sentía superior. Tampoco la izquierda sentía ningún complejo de inferioridad. Ambas vivían y convivían felizmente sin ego. Ejemplar.

En su peor forma, el ego es el exceso de mirada en uno mismo, mal dirigido, puede provocar arrogancia, soberbia, necesidad de siempre tener razón…y lo peor de todo es que desencadena consecuencias muy negativas, sobre todo para nosotros mismos, como el estrés y la ira.

Aunque si aprendemos a controlarlo y saber cuándo utilizarlo, no es negativo, pero para ello hay que conocerse a sí mismo y disponer de inteligencia emocional.

Veámoslo en el trading.

Desde mi experiencia, el ego se manifiesta en el trading de varias formas distintas, pero tal vez, se puedan englobar en una sola: el ORGULLO.

El ser humano es orgulloso, en menor o mayor medida, pero lo es. Nos duele perder, nos duele no tener razón, nos duele equivocarnos, nos duele fracasar, nos duele parecer débiles, nos duele que nos vean inferiores, con menor capacidad, incluso ante nadie en particular, sólo ante los mercados. Y eso es orgullo, manifestado de miles de maneras, pero orgullo.

¿Cuántas veces hemos entrado una operación convencidos de su éxito, se ha girado en nuestra contra y hemos movido stops porque no aceptábamos esa pérdida?

El no aceptar perder es consecuencia del orgullo. Estamos tan convencidos de que tenemos razón que somos capaces de arriesgar una pérdida mayor en vez de aceptar que nos hemos equivocado y en el mundo del trading, más aún, aceptar que esto es un “juego” de probabilidades, todo puede pasar.

Y si finalmente, que es lo que suele ocurrir, perdemos y perdemos una cantidad mayor a la que en un inicio teníamos asignada a esa operación, este hecho, desencadena una de las peores consecuencias del ego, la ira. Estamos tan disgustados que nos queremos vengar, aunque ni siquiera sabemos contra quién. Y aparecen las desgracias.

Otras veces, al perder esta operación, lo que desencadena es la frustración. Estamos disgustados con nosotros mismos por habernos fallado, por haber permitido que ganara el ego y eso provoca una frustración elevada, un desaliento y una pérdida de confianza en nosotros mismo, algo muy nefasto para una correcta evolución de nuestro trading hacia la consistencia.

También aparece el ego en el trading en nuestras relaciones con el entorno.

¿Comunicamos con normalidad que un día hemos tenido pérdidas (aunque sean pequeñas y acordes a nuestro trading plan)?

¿Nos cuesta reconocer en nuestros inicios que estamos perdiendo o que no estamos ganando dinero, algo de lo más normal en nuestra evolución como traders?

Eso, amigos, es otra de las formas con las que aparece el EGO.

Pocos son los que no han sufrido ninguna de las manifestaciones de este incómodo personaje. Yo, la primera. Las he sufrido todas, sin excepción.

Pero, aún sin haberme transformado, porque cada uno tiene su personalidad, ya no soy una esclava de sus consecuencias. La mente sí ha sufrido cierta transformación.

Si un día pierdo (pérdidas dentro de mi Trading Plan), no siento nada. Asumo que forma parte de este negocio y más aún, asumo que es lo normal, no siempre voy a acertar en mis pronósticos, tengo la probabilidad a mi favor, pero eso no quiere decir que siempre acierte.

Si un día, una semana, incluso un mes tengo pérdidas, no siento vergüenza, este negocio funciona así, aquí no hay rendimientos diarios, semanales o mensuales asegurados, como en un trabajo convencional.

¿Cómo vencer al EGO en el trading?

Pues en mi humilde opinión y experiencia, asumiendo de verdad, que este negocio es un “juego” de probabilidades, de que gracias a tu sistema la probabilidad estará a tu favor y que, gracias a tu Trading Plan, ejecutarás ese sistema con total disciplina y con una muestra lo suficientemente grande, ganarás dinero.

Pero sí, antes de llegar a ese estado mental, a esa comprensión de la esencia del trading, nos pelearemos con nuestro propio EGO, ganará y sufriremos sus consecuencias. Este es el camino tortuoso del trader consistente.

 

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, doy mi consentimiento a que estos datos sean incluidos en el tratamiento de dato Usuarios y/o suscriptores web del que es titular Judith Julià Garcia, que puedan ser utilizados con las finalidades de Aportar conomientos a través de un blog y no podrán ser cedidos.

Declare así mismo estar informado sobre los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición que podré ejercitar.

 

Translate »