¿ESTÁ EN NUESTRAS MANOS QUE HOY SEA UN BUEN DÍA DE TRADING?

¿Qué ha de pasar para que hoy sea un buen día de trading para ti?

Hagámonos esta pregunta y reflexionemos cada uno de nosotros sobre su respuesta.

 

 

Puede haber diversas respuestas, en función de nuestras expectativas.

Si nuestra respuesta es ganar dinero, tendremos un problema, puesto que el resultado en el trading en una operación determinada y, por ende, en un día concreto, es aleatorio, no está en nuestras manos el poder ganar dinero en una sesión de trading, no lo podemos controlar.

Si eso es lo que esperamos, esta expectativa nos va a generar frustración tras frustración, puesto que no hay nada más frustrante que tras un esfuerzo realizado y con buena ejecución, obtengamos resultados aleatorios, un día con un resultado positivo, otro negativo, cuando solo buscamos eso, ganar. El no poder tener el control de ese resultado, aun haciendo las cosas bien, si nuestro único objetivo es ganar, nos va a desesperar y nos puede activar emociones tales como la ira, las ganas de venganza y con todo ello, la sobreoperación, la improvisación y saltarnos nuestras reglas de gestión del riesgo y del sistema en sí mismo.

Si un día ganamos, estaremos contentos y satisfechos, pero si al día siguiente perdemos, toda esa felicidad desaparecerá y nuestras emociones en el trading, tendrán la forma de una montaña rusa totalmente descontrolada.

Imaginad un atleta, que se entrena de forma correcta y se esfuerza al máximo, pero que, ante la competición, solo contemple como resultado positivo, el ganar la prueba.

¿Podrá ganar todas las competiciones donde participe? Es imposible saberlo y de hecho, la probabilidad no está a su favor. Si pierde la competición, aparecerá la frustración. ¿Por qué he perdido si yo lo he hecho todo bien estas últimas semanas? ¿Qué ha ocurrido? ¿En qué he fallado?

Si entramos en esa espiral de querer conseguir siempre la victoria, como no todas las variables que intervienen están bajo nuestro control y eso no será posible, el simple hecho de haberlo dado todo y no conseguirlo, nos frustrará y daremos pasos hacia atrás, en vez de hacia adelante.

El ganar dinero en el trading no ha de ser nuestra finalidad, será una consecuencia de lo que ha de ser nuestro objetivo: hacer un buen trading.

A estas alturas ya sabemos todos qué es hacer un buen trading, seguir todas las premisas de nuestro Trading Plan.

Pero ¿qué es para cada uno de nosotros hacer un buen trading?

Somos seres individuales, cada uno con su personalidad y su carácter y con unos sesgos emocionales distintos. No todos reaccionamos igual a los acontecimientos, ni buenos, ni malos, no todos operamos de la misma manera ni todos tenemos los mismos problemas en el trading.

Y he aquí, una parte de la ecuación de esa respuesta: ¿Cuál o cuáles son tus principales dificultades en el trading? ¿qué te hace no ser consistente? ¿qué emoción se te activa más cuando operas? ¿cuáles son tus principales errores?

Primer trabajo a realizar: análisis. Hemos de tener la respuesta a estas preguntas. Y la forma de tener la respuesta, es dedicar tiempo a revisar nuestra operativa. Hemos de, sea el mismo día o al día siguiente, sentarnos con calma y objetividad y repasar profundamente las operaciones del día anterior, tanto técnicamente como por la parte emocional. Y muy importante, escribirlas, no sirve que solo se queden en el pensamiento, debemos plasmarlo en un papel, por escrito. De esa forma, sacaremos a la luz nuestro subconsciente cuando estamos haciendo trading y podremos ver exactamente qué ocurrió para que cometiéramos tal error. Y este trabajo, día tras día y semana tras semana, nos va a dar una claridad de nuestra forma de operar, de nuestros principales errores, de qué hace que se nos activen las emociones y nos saltemos nuestras propias reglas.

Y cuando ya tengamos esa primera parte de la ecuación, vamos a por la segunda. Coloquemos esos principales problemas, errores, sesgos emocionales… que nos afectan a nuestro trading y démosle un orden de importancia, de prioridad para ser eliminados. Y pongamos el foco en cada uno de ellos, de forma separada y por orden de relevancia. Primero uno, después otro. Y cada día, trabajemos en ello hasta que consigamos darles la vuelta a todos ellos.

Bien, ya tenemos la respuesta a la pregunta:

¿Qué ha de pasar para que sea un buen día de trading para ti?

Concentrarme y poner el foco en este problema, error, sesgo emocional llamado X, para que hoy, con este trabajo y con esta estrategia, no suceda, no aparezca y no afecte a mi operativa.

¿Y por qué no me lo escribo en un papel bien grande y me lo leo antes de iniciar la operativa?

¿Y por qué no lo tengo como fondo de pantalla cuando enciendo el ordenador y me dispongo a operar?

¿Y por qué no me pongo una alerta en mi agenda, 5 minutos antes de iniciar la preparación de la sesión, para que me aparezca en el móvil?

Cada día un reto, cada día un objetivo, concreto y medible.

Foco, concentración y cumplimiento.

¿Nos hará sentir satisfechos? ¿Más que ganar dinero de forma aleatoria?

¿Y podría esto, día tras día, convertirse en un hábito, para que, con el tiempo, ya no tengamos que hacer ningún esfuerzo en cumplir ese objetivo, sino que lo haremos de forma natural, porque nos sentimos bien y obtenemos buenos resultados?

Pensad en cuando uno hace dieta o empieza a ir al gimnasio. Al principio cuesta coger el hábito, pero cuando empezamos a ver resultados, estos mismos nos ayudan a seguir en esa dirección y al final, ya forma parte de nuestro estilo de vida.

Y si logramos eliminar nuestros problemas, errores y sesgos emocionales cuando operamos, uno tras otro, (o logramos no activarlos) ¿podríamos llegar a la consistencia?

 

 

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, doy mi consentimiento a que estos datos sean incluidos en el tratamiento de dato Usuarios y/o suscriptores web del que es titular Judith Julià Garcia, que puedan ser utilizados con las finalidades de Aportar conomientos a través de un blog y no podrán ser cedidos.

Declare así mismo estar informado sobre los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición que podré ejercitar.

 

Translate »