EL TRADING: UNA SUMA DE PROBABILIDADES

Hay algunas cosas en el trading que la mayoría sabemos, pero que tal vez no las tengamos de verdad interiorizadas. Una cosa es conocerlo y reconocer que es así, pero otra bien distinta es asumirlo y actuar en base a eso. Una de ellas es que la ratio de acierto en el trading es la suma de probabilidades. La ratio de acierto medirá, dada una muestra determinada, qué porcentaje de operaciones han terminado con un resultado positivo.

Nosotros debemos operar bajo un sistema de trading que nos dé una ventaja estadística, es decir, que la probabilidad de que salga con un resultado positivo sea mayor. Pero visto a grosso modo, uno puede pensar, ¿y cómo sé yo que tengo una ventaja estadística? ¿En qué me tengo que fijar para saber si la tengo o no la tengo? Bien, en la suma de probabilidades. Nuestro trabajo será ir a buscar una puntuación de 5 en la suma de probabilidades.

Como muchas veces he comentado, cada operación de trading pasa por diferentes fases. Una primera, fundamental, qué quiero ver en el precio para que me plantee una operación. El contexto, la estructura, el buscar operaciones a favor de la tendencia de nuestro gráfico mayor, el encontrar el mejor nivel del precio, es decir, una Zona de Alta Probabilidad, para que sea nuestra «diana»… todos estos elementos, que están determinados dentro de tu sistema de trading, deben darte un escenario favorable, una estructura apropiada y un punto óptimo para que la probabilidad de éxito de esa operación que te estás planteando sea alta. Jamás la tendremos al 100%, pero debe ser alta.

Dado nuestro sistema, tenemos que encontrar aquellos activos cuyo aspecto técnico despierte en nosotros toda nuestra atención, una ruptura de un nivel muy relevante en un gráfico mayor, un pull-back en un nivel de precio importante roto anteriormente… Aquel escenario que nos haga abrir los ojos. Y descartar aquellos otros que no son tan potentes, que, incluso encajando dentro de tu sistema de trading, seas consciente que la probabilidad de acierto operándolos, no sea tan alta.

Recordemos que como traders, debemos ser francotiradores, no pistoleros. El tener la cualidad de la paciencia para seleccionar las mejores opciones será una ventaja en nosotros que marcará mucho nuestra evolución hacia la consistencia. Una vez tengamos esta primera fase de nuestra operativa, nada sencilla, reforzada con alta probabilidad, ya hemos ganado 1 punto.

Vamos a por la segunda fase: la entrada al mercado, el set-up (y su colocación del stop loss). Nuestro set-up es el precio dando el pistoletazo de salida, es su voz diciéndonos: «con esta señal que te he hecho, tienes alta probabilidad de que voy a continuar en esta dirección». Debemos encontrar esa señal, un buen set-up, que aún sin tener jamás la certeza, nos encontremos que en un porcentaje alto de veces no nos dé señales falsas. Cuando lo tengamos y lo pongamos en práctica, con la fase uno despejada, tendremos otro punto de probabilidad a favor, que añadir a nuestra operación.

Tercera fase, la gestión de nuestra posición. Encontrar aquella combinación de actuaciones, cuando ya estamos dentro del mercado, que nos ayuden a proteger nuestra operación a no perder, en el momento más adecuado, que nos ayuden a proteger beneficios de forma coherente y no movidos por el miedo a no perder lo ganado…

Trabajemos en este aspecto y obtengamos una forma de gestionar nuestras posiciones adecuada para conseguir los objetivos mencionados. ¿Lo tenemos? ¡¡Sumémosle otro punto!!

Cuarta fase, la salida de nuestra operación, ¿sabemos encontrar un objetivo de salida adecuado, que nos permita tal vez obtener beneficios parciales a medida que la operación se desarrolla a nuestro favor? ¿somos realistas con nuestro take profit o para alcanzarlo debo superar resistencias o soportes demasiado relevantes? Determinemos bien cómo y en base a qué haremos nuestras salidas, buscando obtener los niveles de salida parcial o total donde el precio tenga alta probabilidad de llegada a ellos y sumemos el cuarto punto.

Y para buscar el excelente, la guinda final que nos dará una alta probabilidad de éxito en nuestro sistema de trading: determinemos un buen ratio Riesgo-Beneficio. Busca en tus operaciones, que cuando pierdas, pierdas 1 y cuando ganes, ganes 2, como mínimo. Lo que se dice, un R2. O busca y trabaja tu combinación óptima, aquello con lo que te encuentres más cómodo, salidas parciales con R1…

Con tu sistema de trading definido y tu disciplina para cumplirlo, lo que buscamos es, a medida que se desarrolla tu operación desde sus inicios, desde la idea de trading hasta el cierre, ir añadiendo más y más probabilidad a tu favor de que esa operación termine con un resultado positivo.

Y recuerda, nada es 100% infalible, trabajamos con probabilidades. Algunas veces una determinada fase, aunque esté muy bien trabajada, es la que nos hará salir con un mal resultado. El precio hace lo que quiere, los set-up’s pueden fallar, nos saltará algún Break Even y luego el precio continuará en la dirección que habíamos tomado. Tal vez no llegará al objetivo de salida que teníamos fijado y en otras ocasiones, aun buscando un R2 como mínimo, el resultado final será inferior.

Esto es trading, un oficio basado en probabilidades. Busquemos la más alta, pero sabiendo que todo puede fallar sin que sea culpa nuestra… ni del sistema.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, doy mi consentimiento a que estos datos sean incluidos en el tratamiento de dato Usuarios y/o suscriptores web del que es titular Judith Julià Garcia, que puedan ser utilizados con las finalidades de Aportar conomientos a través de un blog y no podrán ser cedidos.

Declare así mismo estar informado sobre los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición que podré ejercitar.

 

Translate »