DEFENDIENDO LA PROFESIONALIDAD DE ESTE OFICIO

Probablemente lo que voy a contar en este artículo, lo tengáis más que leído por mí en artículos anteriores. Bien, pues hoy le voy a

dedicar una exclusiva al tema, merecido lo tiene.

 

Hace unos pocos días leía en un periódico el caso de un emprendedor, que tuvo una idea de negocio, la puso en marcha y tuvo éxito.

Del título del artículo, uno, si no leía más allá, podría quedarse con esa idea y pensar, ¡¡uau!! Voy a emprender, viviré sin jefes, sin dar explicaciones a nadie y a triunfar.

Si vamos más allá y leemos el contenido del artículo, leemos su evolución en ese fabuloso camino al éxito y lo que puede suceder es que, a mitad del artículo, uno deje de leerlo. Nos podremos llegar a cansar, con solo leer ese artículo. Así somos, nos gustan los finales felices, pero la parte del sacrifico para conseguirlos, no.

Emprendió en solitario. Formación de año y medio intensiva, trasladándose de ciudad y viviendo con muchas penurias económicas (trabajando en otras cosas para pagar gastos). Después de este periodo, otro año y medio de desarrollo del producto (las penurias económicas seguían…) y tras 3 años de picar piedra que se dice, decide abrir su negocio. Inicios difíciles y duros (más penurias económicas) y poco a poco, la facturación va incrementándose, van pasando los meses, algún año que otro y llegaron los beneficios.

¿Ahora ya no resulta tan divertido emprender y vivir sin jefes? ¿verdad?

El otro día, leía la biografía de Ronda Rousey, medallista olímpica de judo y una luchadora incansable.

Llegó arriba, pero el camino que tuvo que recorrer para ello, está lejos de poder ser soportado por muchos. Trabajando simultáneamente en tres o cuatro empleos precarios a la vez para poder sobrevivir, entrenamientos muy intensivos para aspirar estar en lo más alto, mínimas horas de sueño y escasos momentos de descanso y diversión.

Decía: “…Estaba en plena batalla, y sabía que para alcanzar el éxito tenía que pasar por todo eso. Tenía que practicar más que cualquier otra persona del planeta. Tenía que ser más inteligente, más fuerte y más resistente. Tenía que estar en el gimnasio cuando otras personas apenas se preguntaban si irían al gimnasio. Tenía que superar lo que cualquier otra persona creyera que era razonable, y luego ir más allá. Cada día que lo hiciera, era un día en que me acercaba más a mi objetivo. De noche dormía profundamente, con la absoluta certeza de que más no podría haber hecho”.

El otro día, un chico me envió un mensaje a través de una red social. Me comentaba que era nuevo en esto, que estaba pasando por problemas económicos y me pedía ayuda, me pedía que le pasara una app o algo para poder invertir y salir de ese pozo.

Le hice un resumen de lo que acabáis de leer y desapareció.

El trading es una profesión como cualquier otra y requiere formación, trabajo y muchas, muchas, muchas horas de pantalla.

No hay atajos, no hay sistemas mágicos.

El que sigue el camino lento, se forma, trabaja, insiste y persiste, lo puede lograr, pero estoy hablando de muchos meses, años.

El que busca el camino rápido, se estampa, pierde dinero (no lo esperaba), se frustra y abandona.

Que nadie os engañe y mejor dicho, no os engañéis a vosotros mismos creyendo que en un plis plas, podemos ganar una fortuna con el trading y vivir en un yate.

Por favor, no seamos tan inocentes.

El éxito, la consistencia se puede conseguir, sí, por supuesto.

Pero hay que sudar mucho y cultivar algo que los humanos, en la gran mayoría, no tenemos: PACIENCIA.

Llegar a la cumbre, a conseguir nuestros objetivos no es imposible, pero hay un sacrificio, hay un esfuerzo detrás de ello y hay que pasar por él.

 

 

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, doy mi consentimiento a que estos datos sean incluidos en el tratamiento de dato Usuarios y/o suscriptores web del que es titular Judith Julià Garcia, que puedan ser utilizados con las finalidades de Aportar conomientos a través de un blog y no podrán ser cedidos.

Declare así mismo estar informado sobre los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición que podré ejercitar.

 

Translate »