CUANDO LAS GANAS VENCEN UN BUEN TRABAJO DE PREPARACIÓN

Observo, en los trabajos que me envían los alumnos, un sesgo muy común y en el que, me siento muy identificada, porque a mi también me pasaba: preparas con mucho mimo la sesión operativa, analizando los gráficos mayores, haciendo una óptima lectura de mercado y llega el momento de operar… y allí donde marcaste un soporte, entras a cortos!!!! Las ganas de operar han vencido a un buen trabajo previo.

 

¿Cuántas veces nos ha pasado esto? Infinitas…

Observo alumnos que hacen un gran trabajo de preparación, analizan e interpretan muy bien lo que ha sucecido y lo que está sucediendo en el mercado, detectan las zonas más relevantes, detectan dónde está la fuerza del mercado, la tendencia, en definitiva, hacen un trabajo previo excelente, de su inminente operativa intradía.

Pero llega el momento. Se abre el telón. Y todo aquel grandísimo trabajo previo, es como si se nos olvidara, desaparece de nuestros recuerdos, ya no vemos aquel soporte o aquella resistencia tan relevante, aún estando bien marcada en nuestro gráfico operativo!!!

¿Por qué nos ocurre esto? Pues porque entran en juego nuestras estimadas emociones. Las ganas de entrar, la ansiedad por no perdernos una operación, empiezan a jugar en nuestra contra.

Además, lo curioso es, que en esos momentos que estamos haciendo una entrada motivada por esas ganas, nuestra mente, sabe que no estamos haciendo lo correcto, pero es capaz de buscar un argumento que nos dé ese punto de confianza de que sí, que estamos haciendo lo correcto.

¿No os ha pasado? Hacemos una entrada a mercado, somos conscientes que allí hay algo que nos lo impide y que, en nuestra preparación de la sesión, la habíamos tenido en cuenta, pero la hacemos y empezamos a justificarnos a nosotros mismos: «Sí, si, soy consciente de esto, pero fíjate, es que ha pasado X cosa, eso hay que tenerlo en cuenta, sí que debo entrar». ¿Os suena?

Las emociones hacen eso, son capaces de transformar algo tan importante y tan sólido como unos niveles, unas hipótesis, unas planteamientos de trabajo, preparados cuanto tu mente estaba «en frío», y cuando se activan, te hacen actúar de forma distinta e incluso le lanzan a tu mente mensajes de conformidad para que sigas actuando bajo su mando.

 

 

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, doy mi consentimiento a que estos datos sean incluidos en el tratamiento de dato Usuarios y/o suscriptores web del que es titular Judith Julià Garcia, que puedan ser utilizados con las finalidades de Aportar conomientos a través de un blog y no podrán ser cedidos.

Declare así mismo estar informado sobre los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición que podré ejercitar.

 

Translate »