¿CÓMO SOBREVIVIMOS A ESTE DIFÍCIL MERCADO?

El año 2020 lo recordaremos y mucho. Nos ha traído algo que no hemos vivido anteriormente la mayoría de nosotros, una pandemia. ¿Nuestro día a día ha cambiado? ¿Hacemos las mismas cosas que antes? ¿Tenemos la misma perspectiva de nuestro futuro que hace 8 meses? No.

¿Y qué hemos hecho nosotros al respecto? Adaptarnos como hemos podido e intentar sobrevivir hasta que todo pase. Entonces, ¿qué esperamos que ocurra con nuestra operativa en el trading?

He llegado a escuchar a analistas veteranos y experimentados, que estamos ante el año más difícil en cuanto a los mercados financieros, de la historia. ¿Vamos a pensar que nosotros y nuestra operativa es inmune? ¿Podemos seguir operando como si esto no fuera con nosotros? ¿No nos hemos de adaptar también como lo hemos hecho con nuestra vida privada y laboral? Por supuesto. Nos va nuestro capital en ello.

¿Y qué podemos hacer? ¿Dejamos de operar hasta dentro de dos años? No hace falta llegar a ese extremo, pero sí debemos adaptarnos e introducir cambios.

Ante mercados con una fuerte tendencia, hay que aprovecharla al máximo, sea alcista o bajista (no hablo solo de bolsa), ante fases laterales debemos adecuar, si queremos, nuestra operativa a esa situación y ante épocas con una pandemia por delante, con una situación económica muy perjudicada y empeorando cada día, con unas eleciones en EE.UU. a la vuelta de la esquina, que nos lleva a una alta volatilidad y a correlaciones y descorrelaciones nunca vistas anteriormente, ¿cómo operamos? Mi recomendación es con una altísima prudencia.

No se trata de cambiar de sistema de un día para otro. No se trata de cambiar de operativa de swing a intradía (o viceversa) queriendo atrapar movimientos más a corto plazo y hacerlo sin un plan organizado y trazado adecuadamente para seguir operando de forma sistemática. Y tampoco se trata de cerrar el ordenador hasta dentro de dos años.

Ante momentos extraordinarios como el actual, debemos extremar nuestras medidas de protección del capital. Ello conlleva ajustar en nuestro Trading Plan varios aspectos relativos a la gestión monetaria.

Os doy algunos ejemplos de cómo lo podríamos hacer:

– Disminuir el riesgo por operación a la mitad: si en cada operación nosotros arriesgábamos, por decir algo, 100 euros, ahora reduzcamos ese importe a 50 euros. Que lo máximo que podamos perder en cada trade sean 50 euros.

– Si operamos swing y teníamos estipulado no tener más de dos operaciones abiertas sin el Break Even colocado (protegidas a no perder), ahora fijemos que solo una operación puede estar sin esa protección del capital.

– Si teníamos un importe máximo que podíamos perder al día, semana o mes, dependiendo de nuestra operativa, bajemos ese importe a la mitad.

– Podemos fijarnos que ante 3 operaciones seguidas con pérdidas (o tres días consecutivos), dejaremos de operar una semana para poder analizar la situación. Verificar si se ha tratado de errores técnicos o emocionales o si es que el mercado no está en condiciones para ser operado en base a nuestro sistema de trading.

Si nuestra operativa se está viendo perjudicada por las circunstancias actuales de mercado, no podemos dejarnos arrastrar por ello.

Ante rachas negativas, como seres humanos que somos, podemos caer en una espiral de sobreoperación llevados por la ira y el deseo de recuperación. Las pérdidas crecientes en nuestro capital nos harán activar dichas emociones y si caemos en ellas, si nos dejamos llevar por ellas, es muy difícil salir de ese agujero negro en el que inevitablemente caeremos.

Este agujero negro nos lleva a pérdidas mayores, a frustración, ruina y desespero. No lo permitáis.

Es difícil evitar esas emociones cuando ya hemos entrado en la espiral. Es por ello que os recomiendo: NO LAS ACTIVÉIS.

Y evitaremos que se activen, echando el freno en nuestra operativa, reduciendo el número de operaciones, reduciendo el importe máximo a perder, es decir, disminuyendo el riesgo en general. ¿Por qué? Porque si no hay dolor o éste es soportable, no hay activación emocional.

No entremos en batallas queriendo pelear contra un mercado muy diferente y difícil.

Si el ejército contrario es más agresivo, no iremos más rápidos a lanzarnos contra él con toda nuestra ira, ¿no? ¿Qué haría un buen jefe o comandante?

Pensar y planificar. Buscar la mejor armadura, un mejor escudo y una lanza más afilada. Buscar la mejor estrategia para conseguir una mayor defensa y un buen ataque. No lucharía sin una buena táctica sacrificando a muchos hombres, no. Con calma, fríamente y de forma calculada, buscaría el punto débil de su contrincante e iría a por él. Mayor protección, más análisis y localizando el mejor objetivo.

En el trading, protegeremos mejor nuestro capital. Analizaremos más a fondo nuestros escenarios para buscar las mejores operaciones, las más probables.

Pocas operaciones, con menor capital arriesgado y siempre buscando aquellas que tengan una mayor probabilidad.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, doy mi consentimiento a que estos datos sean incluidos en el tratamiento de dato Usuarios y/o suscriptores web del que es titular Judith Julià Garcia, que puedan ser utilizados con las finalidades de Aportar conomientos a través de un blog y no podrán ser cedidos.

Declare así mismo estar informado sobre los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición que podré ejercitar.

 

Translate »