BUSCA TU TIPO DE TRADING

Todos nacemos con unas características propias que vamos desarrollando en nuestra edad adulta, se van moldeando en función de nuestra experiencia, de nuestros conocimientos, de nuestro entorno…y es lo que van dando forma a nuestra personalidad.

 

Esto es lo que hace, idealmente, que elijamos qué queremos estudiar y posteriormente, a qué nos queremos dedicar. En algunos casos y desgraciadamente, esa elección queda en manos de lo que se puede conseguir debido a circunstancias del mundo en el que vivimos. Otras veces, nos dejamos guiar por otros motivos: conseguimos un empleo gracias a un amigo/familiar, los motivos económicos toman mucho peso, la estabilidad que nos proporciona cierto trabajo gana por encima de otras razones, la proximidad a tu domicilio cuando ya tienes familia tiene prioridad…un sinfín de motivos te dirigen a establecerte en un mundo laboral que, probablemente ya te estará bien, pero, ¿es la profesión dónde puedes desarrollar tus mayores virtudes, tus mejores capacidades? ¿tus aptitudes están alineadas con ese desempeño?

En el Trading ocurre algo parecido y a veces, en nuestros inicios, no somos conscientes.

Dejando a un lado, en este artículo, los motivos que nos han llevado al Trading, en nuestros principios no sabemos qué tipo de Trading es el que más encaja con nuestra personalidad, de hecho, muchas veces, ni siquiera sabemos qué tipos de Trading hay.

Nos iniciamos en este mundo, después tal vez de haber trasteado por internet, a través de un curso, atraídos por un motivo u otro, porque es el que más vende que conseguirás x € al mes, el que te inspira más confianza, porque lo da tal persona que tiene muchos seguidores en redes sociales o encuentras muchos comentarios sobre él/ella muy buenos. Motivos varios. Pero, pocos nos planteamos, en esos momentos, qué tipo de operativa queremos hacer y no buscamos la formación que se alinee con esa operativa, claro está, por desconocimiento.

Y esto es vital. No todos servimos para todos los tipos de Trading. Y eso no quiere decir, que una vez alcanzas la madurez en este oficio y tu mente ya está preparada para ser consistente, que no seas capaz de conseguir resultados positivos y regulares en todas las disciplinas, lo serás, pero no en todas serás capaz de conseguir tus mejores resultados, no en todos los tipos de Trading podrás sacar tus mejores aptitudes, no podrás desarrollar todo tu máximo potencial en todos ellos.

Pero esto es algo normal. Pensad en un trabajo. Alguien que sea fantástico comercialmente, ¿no podrá hacer tareas administrativas? Seguramente sí, le guste más o menos. Pero, ¿desarrollará todas sus capacidades y aptitudes en esa profesión? No. Primero, porque no le gusta especialmente y cuando no ponemos pasión en algo, no sacamos lo mejor de nosotros. Y segundo, porque tus mejores virtudes no están enfocadas al trabajo administrativo, sino a la comunicación, en este caso.

Pues en el Trading ocurre lo mismo. Seguramente en los inicios no sabemos qué es lo que más nos gusta, muchas veces ni sabremos qué capacidades, virtudes y defectos que forman parte de nuestra personalidad, encajan mejor en un tipo que en otro, pero con el tiempo sí que lo sabremos y será en esos momentos, donde tendremos que coger una dirección, o al menos, focalizar nuestro mayor esfuerzo en una dirección.

Habrá casos en que prefiramos combinar dos tipos de operativa, ¿es posible? Sí, es posible, yo lo hago. Pero soy muy consciente de dónde me tengo que focalizar más, dónde tengo que dedicar más tiempo, porque sé que soy mejor en una que en otra. También soy consciente que, por mi forma de ser, me encaja más un tipo que otro. Y por último, al final descubres qué es lo que te gusta más y como antes decía, cuánta más pasión sientas por lo que estás haciendo, mejor lo harás.

Con todo ello, pienso que, no debemos quedarnos en un tipo de trading. Creo, en mi humilde opinión, que no es adecuado anclar nuestra operativa en la operativa que nuestro primer curso nos ha ofrecido (si es que estaba especializado en un solo tipo de Trading, que son la mayoría). Es conveniente explorar, buscar, hacer más formación, ver webinars de diferentes traders, leer libros, en definitiva, salir del cascarón de nuestro primer curso, tener curiosidad por investigar y todo ello, nos dará la perspectiva de todo lo que este mundo nos puede ofrecer.

De esta forma, tendremos la capacidad de elegir. Deberemos hacer un esfuerzo por reflexionar, por saber claramente cuáles son nuestras mejores virtudes, aptitudes y capacidades y cuáles encajan más con un tipo de Trading que con otro. Y también, podremos de esta forma, conocer qué tipo de operativa nos gusta más, siempre hay una y coincidirá con aquella en la que mejor nos desenvolvemos, porque repito, cuando nos apasiona algo, mayor esfuerzo le dedicamos y mejores resultados obtenemos.

¿Nos gusta el trading muy a corto plazo, tipo scalping, donde las operaciones duran minutos? En esta respuesta, lo más adecuado, más que responder que nos gustan esas sensaciones de adrenalina, debemos preguntarnos si somos capaces de soportar ese mayor estrés, esas mayores posibilidades de activación emocional. Yo, sinceramente, aconsejo que no sea la primera opción en la que nos iniciemos en este mundo. Cierto es que se aprende mucho de ella, pero también es la más emocional, desde mi punto de vista y para el que empieza en este mundo, no la veo la más apropiada. Y sí, soy consciente que justamente es la que tiene más adeptos, provocado porque es aquella en la que más cursos de formación encuentras por internet, donde los formadores son conscientes que pueden conseguir más alumnos, ya que pueden vender que se obtiene más beneficio a corto plazo, y nosotros somos las víctimas que caemos en ello y ojo, no digo que no se pueda ganar dinero con esta operativa, ni mucho menos.

¿Preferimos un trading a corto plazo, pero no tan a corto, por decirlo de alguna manera? ¿Y el intradía, operaciones que pueden durar unas horas, pero sin llegar a quemarte las pestañas con el scalping? Podría ser adecuado para uno que empiece, pero requiere encontrar un espacio de tiempo.

O incluso, el Trading tipo swing, operaciones que pueden durar días, incluso una o dos semanas… Este tipo de Trading es muy, muy interesante. Muchas veces se descarta, sobre todo en los inicios, porque tenemos la creencia errónea de que no se puede ganar tanto dinero como con el scalping, o eso es lo que te venden, pero creedme, no es cierto. Se pueden obtener muy buenos beneficios, más regulares en el tiempo y cultivando algo indispensable en este oficio, la paciencia. ¿Es tan importante ganar dinero en pocos minutos? ¿No es lo mismo ganar esa misma cantidad, por ejemplo, al cabo de un mes?

Así que, para gustos los colores, como dice el refrán. Pero para ello, hay que poder elegir.

Con lo que, concluyendo, lo primero es que conozcamos todo lo que este mundo del Trading puede ofrecernos y probarlo. Segundo, conocerte bien a ti mismo, para saber cuáles son tus mejores aptitudes. Y tercero, dirigir nuestros esfuerzos en un tipo de Trading y trabajarlo muy, muy bien. Después ya habrá tiempo de compaginarlo, si uno quiere, con otro tipo de operativas.

Poner el foco en uno de ellos, de forma justificada (porque lo hemos probado) y alineado con nuestra personalidad, creo que es la mejor manera de avanzar hacia un Trading consistente en beneficios y, sobre todo, disfrutando con él.

 

 

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, doy mi consentimiento a que estos datos sean incluidos en el tratamiento de dato Usuarios y/o suscriptores web del que es titular Judith Julià Garcia, que puedan ser utilizados con las finalidades de Aportar conomientos a través de un blog y no podrán ser cedidos.

Declare así mismo estar informado sobre los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición que podré ejercitar.

 

Translate »