fbpx

EL HÁBITO DE LA EXCELENCIA EN EL TRADING

¿Cómo logramos la excelencia en todo aquello que hacemos?

Imaginaros, por poner un ejemplo, un negocio de restauración. El dueño del restaurante, el encargado, los que trabajan como camareros, todos los que hacen que este negocio funcione cada día, atienden a los que van a comer diariamente de una forma u otra y de ello dependerá la excelencia en el servicio que ofrezcan.

Uno podrá empezar la jornada más fresco y atento y a medida que avanza el día, esa actitud amable y servicial va menguando, no tiene porqué llegar al punto de atender mal a los clientes, por supuesto, pero sí que acostumbra a pasar que esa atención exquisita que has tenido al inicio del día, ya no sea la misma. El entusiasmo, el ser meticulosos y cuidadosos con los detalles, va dejando paso a la rutina y al “ir haciendo”.

Esto funciona normalmente así, en la mayoría de cosas, tanto en el trabajo, como en aquel curso que empezaste a hacer hace dos meses, incluso con las relaciones personales.

Nos relajamos, muchas veces lo damos por “conseguido” y simplemente, nos dejamos llevar por la inercia de los acontecimientos, por el día a día, la pasión ha disminuido y nos confiamos en que, solo siguiendo así, tal y como lo estamos haciendo, ya funcionará solo.

Y he aquí, en mi opinión, uno de los errores más comunes que cometemos todos en muchas de las cosas que empezamos y hacemos: la rutina nos hace perder la excelencia.

Las consecuencias de este cambio son tremendamente negativas, pérdida de clientes, mala reputación, no conseguir acabar un curso o no aprovecharlo bien, perder una relación, …

Vamos a enfocarlo en el trading.

 

Empezamos, nos formamos, simulamos y entramos a real. Da igual cómo operemos, swing o intradía…

En una primera fase, estaremos atentos, muy concentrados cada día en lo que hacemos, poniendo la máxima atención y cuidado, en cada día de operativa.

Haremos una profunda preparación de la sesión, un extenso análisis de los activos si hacemos swing,… operaremos concentrados y atentos al máximo… y al día siguiente, repasaremos la operativa a fondo, deteniéndonos en todos los detalles.

Pero, como en todo, esta atención puede ir menguando. En cualquier ámbito y también en el trading, las consecuencias son muy negativas, como ya hemos comentado, pero en el trading tiene una característica diferente a las demás: SON INMEDIATAS.

Si fruto de la rutina, de no estar ese día 100% concentrado, tomándotelo muy en serio, siendo meticuloso y cuidadoso con tu sistema de trading y no dejándote ir por el cansancio u otros factores, te “relajas”, ni que sea solo por un día, puedes echar a perder el buen trabajo de esa semana o incluso, de ese mes. En el trading, esto es así.

Siempre comento que el trading es una de las profesiones más exigentes que hay, aunque muchos no me crean, ilusionados con operar desde una piscina dos horas al día.

Amig@s, el trading exige lo mejor de nosotros mismos y lo exige cada día que operemos. Exige esa excelencia de la que hablábamos antes, que la tengamos incorporada en nosotros, siempre.

Aquí no hay espacio para la relajación y no hablo de operar de forma tensa, por supuesto, hablo de estar al 150% cada día.

Porque si no es así, nos podemos encontrar que esa relajación, esa sensación de operar a ver qué ocurre, sin estar bien concentrados y motivados, nos puede llevar a entrar a mercado, con una interpretación incorrecta de lo que sucede, sin cumplir nuestro sistema y/o de forma improvisada e incluso por aburrimiento.

Yo os propongo que incorporéis en vuestra preoperativa diaria, un hábito al que podemos llamar, “El hábito de la excelencia”.

Por ejemplo, yo me compré un mini Yoda (el maestro de Star Wars), como muchos ya sabéis y al empezar el día, tengo la costumbre, ya forma parte de mí, de cogerlo y que me infunda esa mentalidad de control, de hacer las cosas bien, de forma coherente y correcta. Es mi ritual diario.

Puede funcionar muy bien, el tener algo, una fotografía, un dibujo, … que os recuerde porqué estáis haciendo esto, cuál es el sueño que estáis persiguiendo. Ello os puede situar al nivel de la excelencia, os mantendrá motivados.

También la música. Escuchar alguna canción, siempre hay alguna en todos nosotros, que te dé esa fuerza para dar lo mejor de ti…

Si alguna vez os habéis encontrado en esta situación y me parece que todos hemos pasado por ello, ayudaros de algo que os vuelva a conectar con la búsqueda de la excelencia en el trading.

La práctica nos lleva a la perfección y una actitud excelente, permitirá darnos el tiempo necesario para poder llevar a cabo esa práctica.

 

 

Translate »