«A PULSO» LA HISTORIA DE SUPERACIÓN DE JAVIER GÓMEZ NOYA

Hemos de conseguir no sentir nada cuando ganamos ni cuando perdemos, ya que cada operación es incierta, pero sabemos que con una muestra grande, la probabilidad está a nuestro favor y acabaremos ganando.

«Hay triatletas con mucha clase, pero no tan meticulosos desde niños. Javi se marca un objetivo y lo cumple. No era eufórico cuando ganaba. Sentía los éxitos como una consecuencia del esfuerzo, y a continuación se marcaba el siguiente objetivo. Era muy analítico».

 

Pensemos en un deportista de élite. Ellos se entrenan día si y día también, como mínimo unas 4-5 horas al día para conseguir un estado de forma adecuado para ganar carreras y ser de los mejores a nivel mundial. ¿Ellos esperan ganar todas las carreras que disputan? Evidentemente no, es casi imposible. Pero saben, que trabajando cada día, con disciplina, con esfuerzo y con pasión por lo que hacen, dará sus frutos convirtiéndose en uno de los mejores, porque habrá una probabilidad a su favor de que de todas las carreras que compita, hagan podium en una muy buena parte de ellas. El hecho de ganar todas y cada una de las que disputan, claro está, si no es el objetivo del año, no es su reto . Su meta es ganar o quedar muy bien clasificado, en la mayoría de las pruebas que hace en un año, en su conjunto de pruebas anuales.

Es por ello, que Javier no siente euforia por ganar una carrera. Para él es el resultado de su esfuerzo diario, hay satisfacción por el trabajo bien hecho, pero no euforia.

Si sentimos eso cuando una operación tiene un resultado positivo, no aparecerá la avaricia. Si vemos una operación ganadora de la misma forma que veríamos una operación perdedora, como el resultado de un trading plan que tiene una ventaja probabilística, no aparecerá la avaricia, porque unas veces ganaremos, otras perderemos, pero con una muestra X, habrá un resultado positivo. Las emociones de cuando ganamos, el querer ganar más y más en un día, porque creemos que «estamos en racha», nos parecerá absurdo. No hay rachas, no hay sentimientos de querer ganarlo todo en un día, nuestro sistema nos llevará a un resultado positivo y consistente en el tiempo.

Recordemos, no hay emociones, solo el resultado de una ventaja probabilística.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

De acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, doy mi consentimiento a que estos datos sean incluidos en el tratamiento de dato Usuarios y/o suscriptores web del que es titular Judith Julià Garcia, que puedan ser utilizados con las finalidades de Aportar conomientos a través de un blog y no podrán ser cedidos.

Declare así mismo estar informado sobre los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición que podré ejercitar.

 

Translate »